UNA REFLEXION: Entre los cerezos por Fernando Rebollo

       

      Quizás el ser humano sea de un lugar, pertenezca a algún lugar donde siempre vuelve, donde siempre halla inspiración para continuar el camino.
      Amaneció un día radiante de primavera, el aire de estos días de retorno, de estos días de vuelta a encontrarse con lo que siempre estuvo allí. Quizás la ilusión y la alegría del encuentro.
      Autovía y el aire ya era otro, 50 kilómetros, desvío y tras 10 más, allí estaban, los montes, las balsas de piedra con su fondo de helechos reflejados que daban al agua un color verdoso, las casas blancas, los olivos, las cepas que intentan desperezarse y ya piensan en las exquisitas uvas negras que darán en el verano.
      Los cerezos, esta vez  esa había sido la razón, desplegaban a la primavera todo su colorido, miles de flores, con hojas nuevas, que le dan al árbol la juventud que pierde en los otoños. 
      \”A un cerezo subí
       que cerezas tenía
       cerezas no cogí
       cerezas no dejé
       ¿Cuantas cerezas había?\”
       
      Sentada en la tierra sobre la hierba, bajo la sombra de uno de los mas grandes, recordaba el acertijo que doña Paca les había propuesto en aquella escuela que a poco más de un kilómetro se encontraba, donde se dieron cita casi todos los de su generación.  
      Singular, chispa veloz su mente, contestó rápida, aún lo recuerda, pero doña Paca no le dió importancia, como esperando la contestación de algún más disciplinado alumno. Se sumergió de nuevo en las aventuras de Tintín y dejó que aquella morsa siguiese moviéndose por la estancia, aconsejando a sus más predilectos.
      La luz del sol se colaba fina por entre las hojas y las flores del árbol. Se que no me creerán si les digo, que un avión, un diminuto avión estaba allí (1), delante de sus ojos, con sus elegantes viajeros mirando por la ventana, con las azafatas moviéndose por los pasillos, sirviendo el zumo, ¡contigo he volado! (2), perdió altura para no chocar con las ramas y volvió a salir en busca de un aeropuerto, quizás de una gran ciudad. 
      El primer encuentro con la aviación ocurrió en la tetería Turandot donde degustaba zumos y té con pastas mientras de fondo Santana tocaba su guitarra bajo el influjo de la luna. Allí se encontraba un gran cuadro con dos hombres de mirada decidida, Orwille y Wilbur, vestidos con trajes negros y bombín, apoyándose en sendos bastones. Los caballeros del aire así rezaba en la parte superior del cuadro,  letras negras para los hermanos Wright, y un poco más abajo su primer aeroplano.
      Aquella mañana habían vuelto, se habían salido de aquella maravillosa fotografía y sobrevolaban los campos, saludando con las manos enfundandas en unos guantes de cuero negro,  
      (1) Después de las huelgas del Sepla pueden estar en cualquier lado. :-))
      (2) No, pero ya me gustaría ya, viajar a una isla solitaria con aquella morenita de Santander.

    San Digitalio. Fernando Rebollo

     

    A hablaros vengo de Digitalio, santo varón, santo varón amigos. Nació en el año del señor de 1234 en la comarca de Peñaranda y Brazosmontes, hijo de María Tormenta Seca y Diego de Torres y Puentes Románicos, ama de casa e hidalgo muy venido a menos de una familia de rancio abolengo emparentada con el Conde de Panza y Marqués de Barataria. Digitalio desde muy chico ya presentó una clara y rauda capacidad para contar cosas, 234 ovejas que tras dos horas de recuento fueron corroboradas. Asombrose maese Diego de tal capacidad e invitole al querubín a contar las ingestiones de trigo de los grajos, gorriones y tordos. 
    Con una simple mirada ya había contado todos los grajos que el cielo poblaban, o los gorriones tras la espantada, o las hormigas, o las golondrinas, hasta calcular todos los granos de trigo perdidos por las aves, este año 189.256.789 en todo el valle. ¿Cuantas mozas de fuera han venido este año a la romería del patrón Digitalio? preguntole Diego el Soltero. Con aquella que viene por el sendero aquel 213. Estaba el prado \”empetado\” era fiesta, al calor de los días despejados y suaves del verano allá por las montañas. Y la gente por el pradoooooooo no dejará de bailaaaaaaaaarrrrr mientras se escuche una gaitaaaaaaaa o haya sidra en el lagaaaaarrrrrr. Tendría 14 años y enamorose Digitalio perdidamente de aquella moza alta y delgada como su madre, morenaaaaaaaaa, pero como era tiempo de cosecha, le dieron calabazas y Digitalio se envolvió en una vaga mirada, en un cuerpo dejado como un huerto al que acechan las zarzas. 
    Pasaron los años y llamaronle a filas y fuese con la columna del Arcipreste Diego Calandria hacia las cruzadas. Cansose de guerrear y de regreso a casa, en el camino de Estambul, una luz azul le dijo: Digitaliooooooooooooo, Digitaliooooooooooo, coño, si era el Urdimbres su vecino, ¿que haces por aquí?, pués ya ves he puesto una tienda de veinte duros de la franquicia de Solovidrio y me va bien. Vendo objetos trochos de vidrio, pendientes que lucen y relucen a las mozuelas, toma una brújula de luz para el camino de Wyoming. Orientose Digitalio por aquella brújula y cerca de la Mancha desviose hacia Oporto, camino de Wyoming. Wyoming 4300 kms, con su equivalente a sandalias gastadas para que se pertrecharan los caminantes ponía en la pared blanca de la Taberna-tienda de abarrotes y abarrotada estaba de caminantes, el hoy negocio de ex-fraile sabatino Diego de Acuña Oro. 
    Buen viaje Digitalio, que te vaya bien por Wyoming cantaron los gallos en una amanecer en el que solo los perros, el lucero del alba y los pinos fueron testigos de la aventura. En Oporto el mar, remangose Digitalio para no mojar la saya y las partes blandas, un pie, otro y otro, no cubriole el agua y paso a paso llegó hasta Virginia, niña Wolf en la otra orilla, dormía bajo un gran roble, niña Wolf para ir a Wyoming ¿por donde? Despertose la niña y dijole así: Doble usted la esquina calle de Medina calle de doña Blanca. Pero quedaban unos cuantos cientos de leguas para Wyoming, confudiole la niña, vaya, y se unió a la caravana del buhonero, sube al carromato Digitalio.
     Descubrió como convertir el agua y la piedra en oro, la nieve en granizada de limón y el amor de la mas bella zíngara que jamás había visto. Su amor era tan puro, que en sus sueños solo aparecían amaneceres claros, música de tamboriles y cantos de lavandeiras, lluvias suaves que mojan la tierra, risas y juegos de escóndite, gallinita ciega a que no me pillas. 
    Tu me amas, tu me amaaaaaaaas gritaba fuera de si Digitalio. Pero el amor, como el trigo de la mejor cosecha que a punto está de recogerse, también tiene enemigos, y el cólera azoló la caravana y bajo aquel tronco al atardecer murió el buhonero buscando su sueño dorado y burbujeante de Wyoming. Errante, sin mas mirada que la suya hacia el cielo estuvo la Zíngara largo tiempo a la vez que caminaba sin esperanzas. Soy como una sombra que ha perdido el alma Y de repente, como el último rayo de la tormenta la zingara se despidió de Digitalio con beso casto y mirada azul cielo, no sin unas cristalinas gotas de nostalgia que empañaron la visión de los nuevos senderos para ambos. Abrupto y duro se mostraba el camino para Digitalio, soledad y una alta y empinada cuesta que había que subir. Una pequeña llanada al final y una piedra donde sentarse cerca de cual vigilaba con ojos vivos una perrilla que cansada del mundo vino a tumbarse junto a sus pies.
     

    (Continuará). Fernando Rebollo

    La caca sigue igual. En Almería

    Argentina entre el sueño de oro y la pesadilla de cartón.

    La deuda externa.

    Décadas atrás La Argentina era -en el imaginario de los inmigrantes- el país de las “oportunidades ilimitadas”. Millares de individuos del viejo mundo y otras regiones del planeta llegaban con la idea de construir una nueva vida para ellos y su descendencia. Atrás quedaban las miserias de la guerra, las persecuciones raciales y las hambrunas generalizadas en esta nueva tierra en que los “sueños dorados” se hacían realidad.

    Esto fue en gran medida posible, y muchos de los hijos de inmigrantes semianalfabetos se convirtieron en profesionales exitosos, gracias a un Estado que les garantizaba una educación sólida y gratuita hasta los niveles superiores. El trabajo era una realidad y el sacrificio valía la pena.

    Cuando el mundo se desangraba en contiendas terribles, Argentina era un país serio y destacado en el concierto de las naciones.

    Sin embargo ese “sueño dorado” poco a poco se fue diluyendo, fue mutando.


    Así fue que Argentina, un país que teniendo los recursos humanos y naturales para hacer grandes cosas, no tuvo la fuerza suficiente para mantenerse de pie e imponer su voluntad. Hoy se puede observar que, en poco más de dos décadas, Argentina triplicó el número de pobres y otros países sudamericanos, que envidiaban a “ la Atenas del Plata”, la superaron en todos los contextos. Hoy los jóvenes hacen cola en las embajadas y consulados para regresar a la tierra de sus abuelos o emigrar a Estados Unidos mientras que la irracionalidad, la miopía, la corrupción y el clientelismo, prevalecen como banderas inalterables en su dirigencia política, totalmente ajena a los verdaderos problemas que aquejan a la República.

    Y es así que ese viejo “sueño dorado” se fue convirtiendo en un sueño mucho más modesto, en un “sueño de cartón”. De ese cartón que día a día buscan entre la basura miles de argentinos, herederos de aquel “sueño dorado”. Ese cartón indispensable y necesario para poder apenas subsistir, en un país que los dejó sin trabajo, sin futuro, sin educación…. sin entender por qué.
    Emir Reitano, historiador
    para la REVISTA LA VOZ DE LA COMETA. TU VOZ EN INTERNET.  octubre 2004.

    El comic español está en la red. Maribel Cerezuela

    * El cómic español también está en la red, como no podía ser de otra forma, por eso he querido darles su reconocimiento desde aquí empezando con la página de http://www.sendanet.es-/escolajoso/comic.htm donde en un curso, a decir de sus autores, \”…Dividido en cuatro años…: Constituye un detallado recorrido a través del lenguaje de la narrativa gráfica, destinado a cubrir la formación básica para el futuro dibujante de Comic. Desde el boceto primario hasta la realización de la historieta a color.

    * CURSO DE MANGA. Si quieres aprender en qué se diferencia el estilo de Otomo del estilo de Miyazaki. Cómo realizar un exoesqueleto rivalizando con Masamune Shirow, el humor de los personajes de Akira Toriyama, o la increíble puesta en página de Yukito Kishiro. No lo dudes… Entra en el apasionante universo del MANGA. El tipo de historieta más leída del mundo. Autores, Formatos, Personajes, Estilos, Narrativa, Vestuario, Anatomía, Texturas, Entintado, Composición, etc…Todos los detalles reunidos en 235 páginas especialmente diseñadas de forma práctica para una fácil comprensión. 

    * zA quién no le gusta sentir que una brisa de alegría recorre su cuerpo, que le ayude, entre otras cosas, a olvidar los malos momentos como el paro y la obligada visita a páginas web de http://www.todotrabajo.com, por nombrar una?. Y es que el mundo del cómic es un arte que siempre está en constante evolución, dibujo muy muy depurado, frases sencillas y cortas, pero que te mantienen pegado a la pantalla durante todo el tiempo.

    http://www.lacupula.com/albums/max/max1.htm trata de una figura audaz, intrépida, \”Gustavo es el primer héroe ecologista y rebelde del cómic: le van las drogas, el sexo, el rock and roll… y, sobre todo, dar mucha cana a los carcas. Al frente de su pandilla decide enfrentarse al poder establecido, que esta vez ha tomado la forma de central nuclear. Dispuesto a acabar con la peligrosa actividad de la central y con los despreciables empresarios que la financian, Gustavo iniciará una lucha sin cuartel. No hay personaje que nos diga tanto de Max como Gustavo: con él confirmó su extraordinario talento, gracias a él alcanzó la categoría de maestro del cómic y a través de él expresó sus mayores inquietudes, preocupaciones e ideales sociales. Con este volumen iniciamos la publicación de las obras completas de Max, recopiladas por primera vez en una única colección TODO MAX\”.Tomamos las riendas de nuestro destino, y planeamos dónde despertar al día siguiente, qué amanecer ver, mientras las olas sacuden el ayer. 

    * Tú y tus recuerdos juntos a vivir una nueva aventura, donde encontrar nuevos amigos. Volver a ser niños, volar hacia las estrellas, sumergirnos en el mar http://libros.elcorteingles.es/index.asp entramos en la página de esta empresa, sin ánimos de lucro, pero si con el convencimiento de que lo que busquemos, lo encontraremos, y además … de forma rápida y barata.

    * Cuando el día 30.01.00, salía en los medios de comunicación la historia del DOTCOMGUY, o chico que ha retado al mundo para demostrar que puede vivir en un hogar con sólo Internet, me sentí  sorprendida, no por la proeza en sí sino por ver como se las había ingeniado para ser en su intento, que en definitiva es lo que importa. Ha sabido convencer a las empresas de que se puede vivir a base de comprar y vender por Internet, eso es lo importante. Especular, ofrecer un producto y saber venderlo. Después de él vinieron otros muchos.. y ahora llevamos un tiempo que ni se habla del tema.. será que ya todo lo vemos normal? Piénselo 
    Publicado en septiembre de 2000.
    Os recuerdo que la ñ como tal había que escribirla con código ASCII, y que el paso del tiempo ha ido cerrando muchas de las páginas que aquí se nombran o en otros escritos. 
    Maribel Cerezuela

    El viajante. Jaume Sisa.

    \”poemas de fantasía\”

     


    soy viajante del comercio de ilusiones
    represento lo que no se puede ver
    tengo máscaras, sombreros y bigotes
    nombres propios y falsos carnets

    atrévete a probarlo todo
    y después
    atrévete a dejarlo todo

    soy viajante del comercio de ilusiones
    represento lo que nunca te diré
    escondidos tras las nubes de colores
    otros mundos hay por recorrer

    artículos son de ficción
    igual que

    nariz y gafas de cartón

    si yo supiera quién soy
    sabrías tú dónde estoy
    si tú supieras quién soy
    sabría yo dónde estoy

    LINEA

    Tristezas. José Ángel Valente

    Afuera hacía calor… Cogí el libro y lo abrí sin saber por donde. Y alli estaba la poesía… la poesía que buscaba desde hacía apenas unas horas. La poesía que hubiera podido escribir yo cuando la noche anterior me sentí tan perdida y sola. ¡Pero no supe hacerla! Comprendí en ese instante que el sentimiento de la tristeza me inundaba, que a veces viene o está y que ninguna tristeza es igual a otra… Valente seguía caminando conmigo de la mano:

    A veces viene la tristeza

    A veces viene desde la tierra misma la tristeza; viene desde el amor, desde la ausencia del amor, desde la piedra o el vegetal al hombre.
    A veces está ahí oscura o despedida por un pecho inocente.
    A veces viene la tristeza de un lugar o del aire, del sueño o de la infancia, de una palabra que no pronunciamos, de lo que creímos y ya no creemos, de la esperanza y la desesperanza, de la dura corteza del amor.
    A veces viene la tristeza.
    A veces hay en la tristeza odio, ausencia y odio, ceniza y rostros olvidados, viejas fotografías y silencio y una larga desposesión.
    A veces viene, irrumpe como un don invertido, como un don que se da y no se recibe, como lo nunca dado a la esperanza o lo que, en fin, se acepta y da, pero no puede vivir.
    A veces viene. Viene o está. A veces hay en la tristeza odio y arrepentimiento y amor.

    José Ángel Valente

    enviado a lavozdelacometa.org y publicado el 15 de mayo de 2005

    Te veo tan triste siempre. María José Martínez

    ¿Te sientes triste esta mañana?
    Tus ojos no tienen brillo
    Yo  no puedo penetrar en tu alma
    Si tu no me cuentas nada
    Cuanta melancolía veo en tu cara
    cuantos campos de soledad trendrás en tu cerebro
    Lloraron tanto tus ojos
    cuanto me gustaría rescatar tu alegría
    No se si tu mundo interior vive
    ordenado o desordenado
    yo te enseñaría un mundo agradable
    donde descansaras con una paz serena
    te haría carícias con mucha ternura
    ¿Qué pretendo?
    Si no sólo agradarte
    ¿Con quién hablas?
    ¡Dios Mío!
    Ya formidable veo el presente
    Si buscas consuelo en cosas más altas
    Imagen espantosa de la enfermedad y la muerte tienes
    No tiembles más, no sudes más
    Yo estoy a tu lado
    quiero ayudarte
    Mira a mis ojos, ves lágrimas en ellos
    Pero tengo esperanzas en muchas cosas
    dos fuentes de amor me gustaría que fueran
    Tu vida y la mía
    y descubrieras el mundo de la farsa
    Que tanto dolor te ha hecho
    pero entre la maraña de la farsa
    y la furia del huracán
    hay una puerta que tú
    si quieres puedes abrir o puedes cerrar
    y que sepas que yo te quiero ayudar
    cuando tú me pidas ayuda

    Toda comparación resulta odiosa. El Juglar del Rio Almanzora

    Escucha, amigo lector: Si estos versos tan procaces te causaran estupor o te han de escandalizar, piensa bien lo que te haces antes que puedas pecar; abre otro libro cualquiera, échame a la papelera y santas pascuas y en paz

    El solípedo ungulado +++++++++ convenientemente armado

    AGRAVIO COMPARATIVO Macarena está muy buena.


    Toda comparación resulta odiosa (Popular)
    En provincia de Almería está el pueblo de Cantoria, pequeño y bello lugar, al que le cupo la gloria de ser cuna del Juglar. Su paisana Macarena es una chica excelente, muy recatada y buena. El padre es terrateniente, muy rico y acomodado, respetado por la gente, y por su hija, adorado, (sin atrasar lo presente) ¡Anda él tan preocupado por encontrarle marido a la dulce Macarena! Ha de ser un buen partido para entregarle a su nena, así que con tal premisa, sin pausa pero sin prisa, se fijó en Pedro García, chico apuesto y educado, culto, guapo, y refinado, que estudiaba abogacía. Celebraron una cena para hacer el compromiso, entre Pedro y Magdalena, en el momento preciso. A la sazón prometidos desde aquel preciso instante, dió el regalo preferido.: era un hermoso brillante. Ella, devolvió el cumplido regalándole un colgante con el reloj consabido. Enamorados perdidos, Macarena y su Pedrito, se fueron muy despacito, al campo a dar un paseo. 

    De la mano caminaban, por una angosta vereda –¡Pedro! -dijo la núbil efeba-¿Que será aquello que veo, enfrente a tí, en lontananza, en la alejada alameda? ¡Lo negro bajo la panza de aquel borrico tan feo! ¡Esa especie de badajo que le cuelga por debajo! ¡Que lo mueve cual balanza desde el suelo hasta su panza!? ¡¡¡Santo Dios, que trayectoria!!! ¡¡¡Que bien trazado cuadrante!!! ¡¡¡Qué pluma tan elegante!!! –Veras, mi querida novia. –Lo veo, Pedro y no se que es. –Macarena, yo no creo que no sepas conocer el nombre de tal colgajo, los burros suelen tener, como todos los mortales, unos atributos tales, que son llamados carazos; aparatos genitales que ostentosamente cuelgan, tan hermosos y enlutados, que suelen ser nominados con este nombre: La verga. –Pedro, yo no conocía esa tal taxonomía. 

    –Otros nombres se le dan al miembro reproductor según cual sea su nacióno el sitio por donde van. –¡¡Ay, Señor, que feliz soy con lo que aprendido hoy!! ¡¡No salgo de mi estupor!! Esas megadimensiones me sugieren una idea: tener un consolador de óptimas proporciones, pues cualquiera que lo vea tan negro, tan largo y duro puede atreverse a pensar que le saque de un apuro. Y puesta ya a cavilar, porqué no he de suponer: –Si el burro, siendo animal, tiene ese aparato tal, que tanto puede crecer, tú, mi Pedrito amado, que estudias para abogado y tienes tanto saber, ¡¡como lo debes tener!!. Imagino lo tendrás mucho más desarrollado, ¡¡ no me puedo equivocar!! Por simple regla de tres, se puede determinar el tamaño de tus partes, que en función de tu saber, debe ser descomunal cual un moco de elefante. ¡¡cómo lo debes tener!! –Lamento decepcionarte. Tengo que hacerte saber, mi adorada Macarena, tu concepto es delirante, tu solución no es la buena; te lo explicaré al instante: –Tu ya estabas predispuesta a regla de tres directa ¡mas no es así, so perversa!, la proporción es inversa. Por tanto, en serio te digo que cuando quieras saber el tamaño de mis partes, VERSOS MARRANOS del JUGLAR

    AGRAVIO COMPARATIVO es lo que hay que hacer. 

    Debes saber de antemano que nuestro genoma humano tiene leyes inflexibles. Y existe jurisprudencia que de forma indiscutible sancionan con contundencia el tenor de esta sentencia, de forma clara y tangible, En lo referente al tema, yo redacte este TEOREMA: 

    Y luego este COROLARIO: Si es muy chica tu pirula, es muy amplia tu cultura”.

    Y el POSTULADO siguiente sanciona a “sensu contrario” de manera contundente:
    -Me parece un gran sarcasmo. -Esto quedó demostrado. Pero no temas, mi amor, yo te juro, ¡¡vive Dios!! que ya no seré abogado, pues no vaya a suceder que yo, de tanto saber, me pueda quedar capado. –¿Pues sabes lo que te digo, Pedrito de mis amores? Que si me peleo contigo, dicho con todo respeto, para que me haga favores me echaré un analfabeto. Macarena contrariada por las cortas dimensiones de las partes ya citadas de su docto prometido, se mostró muy contrariada Ella hubiera preferido más grandes sus dimensiones, lamentó que la cultura de su apuesto pretendiente suponga, precisamente, que tenga esa miniatura. 

    Y se lo pensó muy bien aquella dulce criatura y le dijo adiós y amén. Decidida Macarena, púsole a la ‘i’, su punto. tan modosita y tan buena prefirió darle un disgusto poniéndole en cuarentena y en ese mismo momento volvió su vista al jumento. Viendo a Macarena, el burro, elevando su cabeza, lanzó un sonoro rebuzno; con elegancia y presteza, su belfo esbozó una risa y enseñó su dentadura a esta cándida criatura; y con cadencia precisa, medida y acompasada, su verga alzó muy tensada de la ordenada a la abscisa y de la abscisa a la ordenada, recorriendo aquel cuadrante, en su zona negativa, (El Cero de coordenadas se sitúa en los cojones.

     (0) si al ver el burro, lo pones de lado precisamente., y mirando hacia la izquierda, menos equis es su abscisa tangente con la barriga. (-x) Menos y, es la ordenada (-y) que aquí ha sido contemplada. permíteme que lo diga. De “-y” a “-x”, Con trazo determinante, desde cascos a barriga. Macarena vigilante al solípedo miraba. Con enérgica violencia, al tiempo que rebuznaba, el burro aquel le mostraba, la cantidad de potencia que su zipote albergaba. Con tal fuerza y contundencia el burro se flagelaba, que a cada golpe que daba con esa verga tan tensa, Macarena se quedaba boquiabierta y circunspecta, con sus partes encharcadas, y muy debil de defensas. La pobre, se mareaba de pensar qué pasaría si, por azar, algún día el burro la penetraba. ¡¡Santo Dios, qué lotería!! 

    Y de pensarlo, mascaba cual burra posesa en celo; extravió su mirada cual borrego degollado, cayole en su cara el pelo en un gesto desmayado, su corazón se agitó; entre estertor y estertor, eclánsica y epiléctica, mandó a la mierda el pudor, le echó al asunto valor, y en una postura ecléctica, en medio de aquel marasmo, se le presentó un orgasmo. ¿Qué harías tu en su lugar si lo sintieras llegar? Macarena, ‘se corrió’ y con gran placer ‘se vino’ a la orilla del camino por el que antes llegó. Y luego, más sosegada, lánguida ya su mirada, calmado su corazón, secas sus partes mojadas, sacó fuerzas de flaqueza, peinó el pelo en su cabeza, dió un suspiro muy profundo al tiempo que bostezó, el burro correspondió con conato de rebuzno, cosa lógica y normal, que el solípedo ungulado, ese lascivo animal. se hubiera debilitado y el rocín se resintiera por mor de aquel sucedido, del mucho gasto que hiciera. 

    Más el burro, complacido ofreciósele encantado para otra nueva sesión ¡¡¡Macarena, que pasión en el burro has despertado!!! —Pues francamente os digo que el burro me ha encantado, que su amor me ha declarado y yo le he correspondido.

      Porto Magno in Mare Ibericus in festivitatis Santorum Cayetano (Copatrono de Cantoria), Sixto II, papa y Fausto Ob. Annus Domini M M I I I. Luna Creciente en ESCORPION Sol en LEO

    WordPress.com.

    Subir ↑

    A %d blogueros les gusta esto: